Foro del Oso

Foro de debate, amistad y congaaaa ;)
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Sobre el sexo y otras hierbas

Ir abajo 
AutorMensaje
Antitesis

avatar

Mensajes : 470
Fecha de inscripción : 01/01/2010

MensajeTema: Sobre el sexo y otras hierbas   Sáb Oct 09, 2010 4:13 pm

Una de las cuestiones que mas me llaman la atencion en esta vida es la diversidad de versiones que se pueden leer por ahi acerca de como vivimos los seres humanos la sexualidad.


Si para Freud el sexo es la energia psiquica que esta por detras de todos nuestros movimientos (el sexo, para el, es el instinto que nos lleva a sobrevivir y a crear vida), uno no deja de asombrarse cuando modernamente hay psicologos que dicen, sin pensarselo dos veces, que existen seres humanos adictos al sexo. Yo me quedo con la boca abierta, porque para mi es como decir que existen seres humanos adictos a la respiracion, o a la ingesta de comida, o a la bebida de agua, o a la defecacion, o a la miccion, o al pensamiento, o al sueño...


En todo caso, y dado que en nuestra moral tradicional el sexo esta lleno de connotaciones que nos empujan hacia el complejo de culpabilidad, parece que la curiosidad por saber como viven los demas el sexo esta mas que justificada. ¿Sere yo un ser normal cuando mi inclinacion hacia el sexo esta casi siempre omnipresente? ¿O les ocurre a los demas lo mismo, con lo cual yo no tengo por que sentirme culpable? Estas son las preguntas que pululan siempre por la mente de cualquier criatura que ha sido educado con tacticas represivas. Es decir, por la mente de todos.


Entre los adultos, los topicos acerca del tema suelen abundar y establecer diferencias entre como vive el sexo la mujer y como lo vive el hombre. Si para la mujer los hombres pensamos con el pene, parece que para el hombre las mujeres hacen el amor con el cerebro. Yo creo que si estas son generalidades sin fundamento (si es que lo son) ello se debe al celo con que todos, pero sobre todo las mujeres, guardamos en un misterioso silencio como vivimos el deseo. Ellas suelen decir que los hombres siempre estamos pensando en lo mismo. Cuando lo escucho, yo me digo: "¿Y en que coño voy a pensar?". Pero en todo caso si los hombres siempre estamos pensando en lo mismo, segun dicen ellas, habra que deducir que ellas no siempre estan pensando en lo mismo. Y entonces yo me pregunto: "¿Cuando piensan ellas en lo mismo? ¿Tienen una epoca de celo como las hembras de otras especies animales, fuera de la cual incluso miran con cierto desprecio el sexo? ¿O solo piensan en el placer sexual cuando han decidido su entrega y comienzan a vivirlo? Y si lo viven como los hombres, ¿por que habitualmente ellas perciben la expresion del deseo masculino mostrando no poca displicencia y en muchas ocasiones con un reproche implicito?


Son preguntas que yo hago aqui por si alguien quiere contribuir a que todos nos enteremos de lo que todos pensamos sobre el tema. ¿O mejor lo dejamos en ese misterioso silencio que nos hace, al parecer, tan felices?

Un abrazo a todos y un besico lleno de amor, pero desprovisto de deseo, para todas, no vaya a ser que...




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hestia

avatar

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 31/01/2010

MensajeTema: Re: Sobre el sexo y otras hierbas   Sáb Oct 09, 2010 7:11 pm

Antes de nada, yo que soy adicta a todo lo bonito que nos da gratuitamente la vida, recojo la parte del beso de Antitesis que me corresponde y le envio otro para él con todo el cariño que sabe que le tengo.

Yo creo que la adiccion al sexo nada tiene que ver con la sexualidad sana que es la mas comun y la que tu llevas en las venas y yo y todos los demás. Es una fuente de placer tanto para el hombre como para la mujer y actualmente y afortunadamente hemos progresado mucho en el pensamiento que se tenía no hace ni tantos años sobre el sexo, sobre todo en el sexo en cuanto a la mujer. Yo creo que por naturaleza el hombre suele ser mas sexual que la mujer de forma generalizada y salvando las excepciones y es logico por lo tanto que esa fuente de placer esté presente de forma mas o menos continudada en la mente porque genera momentos de autentica felicidad y se puede además considerar casi una necesidad como tu mismo apuntas Antitesis, como el respirar, comer etc....

Si el sexo tiene entre otras cosas, la propiedad de procear y Dios nos ha dotado de ese don ¿ por que va a ser perjudicial, o mal visto o dañino ? yo creo que los perjuicios sobre el sexo vienen arraigados muy de antaño y es casi imposible erradicarlos, tal vez en siguientes generaciones puedan vivirlo mas abiertamente pero hoy por hoy aun tenemos en nuestra mentalidad la educacion recibida a la que ya nos hemos rebelado pero continua arrtastrando por nuestra mente , eso incisos que a veces no nos dejen ser totalmente libres sexualmente sin que se nos tache de promiscuos.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tulipannegro

avatar

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/09/2010

MensajeTema: Re: Sobre el sexo y otras hierbas   Sáb Oct 09, 2010 11:33 pm

Hola Antitesis, he leído tu post y te iba a contestar, pero después de leer a Hastia, con su sabiduría, inteligencia y delicadeza, no me atrevo, pues ella ha clonado mi pensamiento y no me queda más que decir Amén Hestia y un besito muy cariñoso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Antitesis

avatar

Mensajes : 470
Fecha de inscripción : 01/01/2010

MensajeTema: Gracias por vuestras respuestas,   Dom Oct 10, 2010 1:31 pm



amigos Hestia y Tulipan. Sin embargo, tengo que decir que no me han parecido satisfactorias. Y el tema es suficientemente importante como para intentar un conocimiento hasta minucioso de cada uno de sus elementos. Por ejemplo, decir que los hombres tenemos un mayor o mas constante deseo sexual me deja el panorama lleno de dudas. Hace poco, en uno de los capitulos de House, decia Cameron a Jesse, si es que son esos sus nombres, que las terminaciones nerviosas en el aparato genital femenino multiplica por tropecientas mil las del aparato genital masculino, y que mientras la pulsion masculina se acaba en el plisplas de un orgasmo o poco mas, la femenina se inclina mas hacia casi el orgasmo indefinido. Son dos elementos que no hablan precisamente de que este motivado que el hombre piense mas en el sexo que la mujer.

Por otro lado, tampoco queda explicado por que resulta una constante que la mujer reproche al hombre (como si fuera un defecto de la naturaleza masculina) su proclividad hacia el sexo.

En fin, que yo imagino que las explicaciones que habeis dado os bastan y sobran a vosotros (cada uno necesita del agua que satisface su sed), pero a mi desde luego me sigue intrigando como viven los demas la sexualidad y ninguna de mis dudas ha quedado satisfecha con vuestras respuestas.

En todo caso, gracias por vuestra aportacion.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
bandolero

avatar

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 22/03/2010

MensajeTema: Re: Sobre el sexo y otras hierbas   Jue Oct 14, 2010 10:02 am

Buenosw días antitesis:
Creoq ue el sexo es algo importatísimo en una relación, y no es que estemos todo el día pensando en ello, es que lo necesitamos, por lo menos en mi caso, cuando quieres a alguien necesitas del sexo, no es una enfermedad, es una virtud.
Por otro lado, y hablo por experiencia personal, he notado, no se si a alguien mas le ha pasado, que , en ocasiones, las mujeres usan el sexo como premio o castigo, es decir, si te portas bien te daré y si te portas mal te quedarás sin nada.
Saludos.
p.d. Me vas a disculpar la brevedad de mi intervención, pero ando con prisa, y en breve salgo de vuaje.
Se te saluda.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lisbeth

avatar

Mensajes : 301
Fecha de inscripción : 21/01/2010

MensajeTema: Re: Sobre el sexo y otras hierbas   Jue Oct 14, 2010 8:16 pm


Mi querido Antitésis, como siempre planteas unos temas que hay que echar instancia para contestarlos. Y no es porque no sean interesantes, es porque no es nada fácil contestar a ciertas preguntas, porque la respuesta no es única y tampoco la que se dé será del todo la verdadera.

Intentaré ir por partes siguiendo tu alegato.

En cuanto a Freud, no comulgo con todas sus ideas. Es cierto, y eso es innegable que el sexo forma parte de nuestra vida, pero no podemos culparle a él de todo lo que nos ocurra. El sexo es eso, una parte, no un todo.

Los que son adictos al sexo, que existen y es totalmente cierto, lo son porque sienten la explosión de la liberación de determinadas hormonas y neurotrasmisores que les provocan un placer que no pueden llegar a sentir con ninguna otra cosa. Algo parecido les ocurre a todos los que se llaman amantes del peligro, aquellos que liberan adrenalina a cubos cuando realizan un salto al vacío, o saltan en paracaidas o bajan pendientes imposibles. Es un placer que necesitan mantener y sentir y cuanto más lo sienten más desean volverlo a sentir. El problema es que para llegar a sentir ese placer las emociones han de ser cada vez más intensas, por ello precisan cambios de parejas, posturas... en fin ya me entiendes, espero.

Los seres humanos necesitamos relacionarnos con el sexo opuesto, no sólo para procrear, como los animales, sino por el hecho de sentir placer. Ese placer no sólo viene dado por la culminación del coito, sino por todo el ritual que conlleva. Las caricias, besos, y el intenso deseo provocan muchas veces más placer.

En cuanto a lo que dices de que la pregunta que todo hombre se hace de si es normal o no por tener un deseo constante es algo normal. PUes si, es normal. Es normal que se desee al sexo opuesto, es normal que los jóvenes se pregunten entre si si todos han sentido esa sensación de manera continua, creo que es la pregunta más habitual. Y cuando ya no se es tan joven tambien es normal que ese deseo persista, es incluso hasta sano sentirlo. El día que no lo sientas será porque algo no anda bien y eso no es nada bueno.
Lo que es cierto es que hombres y mujeres lo viven de forma diferente. La educación que hemos recibido nos ha diferenciado desde que nacido, las chicas por un lado , los chicos por otro. Y ya no te digo nada en cuanto dejabas de ser niña y pasabas a ser una mujer, los límites eran aún mucho más marcados. Eso hoy día está cambiando, para bien espero. Al menos ya no existe ese miedo o esas limitaciones para establecer una relación con alguien, y no hablo exclusivamente de una relación sexual.
Nuestra generación ha sufrido esa represión, y por ello se preguntaba esas cosas. Hoy día creo Antitésis que puedes encontrar respuesta en muchos sitios. La informacion está a pie de calle, sin tabúes , sin miedos. Ahora que tambien hay que saber educar en este aspecto, porque hemos pasado de una represión a un viva la virgen, que ni es sano ni es bueno. Pero eso ya es otro tema.

Para tu satisfacción te diré que las mujeres piensan, hablan y comentan tanto de sexo como los hombres. La diferencia es que eso se queda entre ellas, y para llegar a hablar de sexo con un hombre se ha de dar una complicidad muy especial.
NO me gusta que compares a las mujeres con los animales, es como si comparasemos a un hombre con un conejo, no es justo. Las mujeres, por desgracia, y digo desgracia porque no es nada gratificante, tenemos la regla no el celo. Lo único gratificante es el hecho de ser madre, pero para serlo has de pasar por muchas cosas, que al final compensan si logras serlo.

Lo del reproche que dices, bueno es cierto que vosotros sentis deseos por la mañana, por la tarde, por la noche, de madrugada. En fin a cualquier hora. Pero nosotras no. Y a veces, para que desperteis ese deseo basta con decir una palabra, una caricia. Otras no funciona, porque no necesitamos tener sexo en ese momento. No puedo explicarrte porque.
Esto es culpa de la madre naturaleza, imagino, para la perpetuación de la especie. Un hombre ha de estar disponible en cualquier momento para seguir manteniendo la vida. Sólo que con los humanos la cosa no funciona así. Nuestras relaciones han subido un escalón que la Naturaleza aún no ha asumido. Bueno es una explicación que espero te sirva. Porque lo cierto es que las mujeres somos a veces algo complicadas.

Yo abiertamente te envio un beso así con dos...... eso. Porque amor se puede amar y debe hacerse no con cualquiera, siempre con cabeza.

flower flower flower


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Antitesis

avatar

Mensajes : 470
Fecha de inscripción : 01/01/2010

MensajeTema: Amigos bandolero y Lisbeth   Sáb Oct 16, 2010 5:40 pm

Bandolero, eso de que la mujer premia y castiga con el sexo yo creo que va mas alla de lo que podriamos llamar una mente calculadora. Creo que entra dentro de la esencia femenina: si lo que haces le produce disgusto, ello la conduce a la falta de deseo; si, por el contrario, lo que haces es de su agrado, ella se siente inclinada al acercamiento. Ya decia yo por algun lado que la mujer se siente atraida por el hombre por multiples factores: inteligencia, fuerza, belleza... y dinero. Y no es cuestion de que las mujeres tengan un cerebro comparable a un cajero automatico, es que el dinero es un elemento esencial para la pervivencia de la prole, que es el eje de la vida femenina.


Hola, Lisbeth. Claro que me interesa lo que has escrito. Es lo que piensas y por lo tanto es por lo que yo preguntaba. Otra cosa es que eso que piensas coincida o no con mis expectativas al plantear las preguntas. Y como tu respuesta es larga, voy a ir respondiendola al pormenor.

No es la primera vez que te leo decir que Freud y sus teorias estan bien, pero que no es para tanto. Y lo dices a proposito de su idea de que el sexo es el motor que nos mueve. Y tu piensas que no, que el sexo es importante pero que existen otras cosas que son tan importantes como pueda serlo el sexo. Yo tengo la impresion, amiga Lisbeth, de que no has acabado de captar la idea de Freud. Lo que afirma Freud es que el ser humano, como cualquier otro ser, esta condicionado e inducido por una ley fundamental: la inercia. Todo aquello que se mueve tiende a seguir moviendose y todo aquello que permanece estatico tiende a quedarse quieto. Los seres dotados de vida no somos una excepcion: pretendemos seguir viviendo. Y es a ese instinto de vida a lo que Freud llama sexo.


Nosotros llevamos el instinto de vida dentro, pero no lo contemplamos como tal, porque solamente percibimos sus manifestaciones y sus sintomas. Una de las manifestaciones de ese instinto de vida es el deseo sexual, el placer, la atraccion por otra piel. Uno de los sintomas del instinto de vida en las mujeres es la ovulacion, que vosotras mismas no notais. O, en los hombres, la produccion de espermatozoides. El placer y el deseo son meros señuelos que nos impulsan a toda costa a producir vida. La fuerza motora de nuestra vida es la que nos empuja a seguir viviendo (nosotros y nuestra especie). De la necesidad de vida surge todo lo demas: desde el trabajo hasta la organizacion social que nos ordena para la supervivencia; desde el acto reproductivo hasta las sinfonias o cualquier poema, que no son otra cosa que creaciones en las que la energia sexual se entretiene cuando no puede salir de manera directa porque se lo impiden la moral o la libertad de los otros. Si Garcilaso hubiera podido hacer el amor con Isabel de Freire es bastante probable que los poemas que surgieron impulsados por ese amor no habrian visto nunca el papel.


Cuando tu dices que no todo es sexo, pues existen los sentimientos o existe el paisaje o existe el trabajo o existen los hijos, etc., lo dices porque no caes en la cuenta de que los sentimientos son un producto depurado de la fuerza motora que es el sexo; o porque no comprendes que el paisaje no existiria como tal (es decir, subjetivamente, para nosotros) si no existieran esos vacios que nuestro afan de eternidad se siente impotente para rellenar; o porque no entiendes que el trabajo es un modo necesario de alimentar y prolongar el acto procreador de vida; o porque no caes en algo tan obvio como es que nuestros hijos son precisamente la finalidad de la fuerza creativa que es el sexo.


Dices que los seres humanos necesitamos del sexo, no solamente para procrear, sino tambien para sentir placer. Permiteme que vuelva a puntualizarte algo: el placer prometido para el acto sexual es una triquiñuela de nuestra naturaleza. Lo que nosotros, sin darnos cuenta, queremos, es procrear, crear vida. Lo que ocurre, por un lado, es que ese mandato genetico no es suficientemente explicito para nuestra mente. Y, por otro lado, la experiencia nos dicta que la procreacion esta llena de sacrificios individuales, personales, que constituyen toda una invitacion a no tener hijos. Por ello, la naturaleza ha creado el deseo y el placer. Y, si quieres, la belleza. Un dia, hace mucho tiempo, entre en un invernadero de cactus. Frente a lo que yo me esperaba (un infierno de espinas entrecruzadas y organizadas para la defensa) contemple el espectaculo mas hermoso que quiza habia contemplado nunca: un mar de flores bellisimas, de los colores mas delicados, y de un tamaño que en muchos casos multiplicaba por varios el tamaño del cuerpo del cactus. La persona que me atendia (la ingeniero que estaba a cargo del invernadero) me dijo que esas flores eran tan hermosas como efimeras: a veces vivian unas pocas horas, exactamente las suficientes para ser polinizadas por los insectos. Una vez que la flor habia sido inseminada, moria. La belleza y su atractivo, o el deseo que podia sentir el insecto por comer de su piel, tenian una sola finalidad: la fertilizacion. Una vez cumplida esta, la flor no duraba siquiera una hora: moria inmeditamente.


Me dices, amiga Lisbeth, que puedo encontrar respuestas a mis preguntas en muchos sitios. Lo se, amiga mia. Y no te creas que no las busco y las encuentro... hasta cierto punto. Sigo desde hace siglos la literatura que los mas famosos sexologos y psicologos recogen al respecto: desde Master y Johnson hasta Ellis pasando por Shere Hite y otros muchos han pasado ante mis ojos. Y, sin embargo, sigo sin encontrar las respuestas acerca de la diferencia entre el comportamiento femenino y aquello que podria esperarse de lo que es presuntamente su naturaleza. Y entre aquellas cosas que me producen mas asombro es el explosivo silencio que se produce (y que todo lo inunda) cuando se invita a las mujeres a hablar sinceramente acerca de su comportamiento sexual. ¿Miedo? ¿Temor a la condena social? No deja, a este proposito, de asombrarme la infinita contradiccion que existe entre ese temor a la condena contra el que la mujer parece rebelarse y el hecho de que sea la mujer la que, de hecho, se haya convertido en defensora de un orden que tiene a la mujer como primera victima.


En cuanto a lo de que yo haya llamado animal a la mujer... es cierto que lo he hecho, pero en la misma medida en que llamo animal al hombre: somos animales racionales, pero bastante mas animales que racionales.


Bueno, amiga Lisbeth. Yo tambien te envio un monton enorme de besos y flores.















Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sobre el sexo y otras hierbas   

Volver arriba Ir abajo
 
Sobre el sexo y otras hierbas
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Curiosidades Y Otras Hierbas
» Matemáticas. neoplatonismo y otras hierbas
» Sobre Iberdrola (u otras) y la subida de la luz ¡leer antes del 31 de diciembre!
» sobre tactos y otras exploraciones
» Sobre Ortega y Gasset....Ser de izquierda es como ser de derecha, una de las maneras que el hombre puede elegir para ser un imbecil

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro del Oso :: Tu primera categoría :: Tu primer foro-
Cambiar a: